25 de mayo de 2010

La clase.

Hace algunos días, un político regional estaba de cañas con otros tantos en la misma terraza del centro de Murcia en la que yo me tomaba un tinto con algunos compañeros. Recuerdo que lo oíamos hablar y algunos decíamos "qué poca vergüenza tiene el menda", debido a cómo se refería a los políticos de otros partidos y a la ciudadanía, en general. Hubo uno sólo de todo su grupo que se prestó a interrumpirle, y le dijo lo que le dijo de tal forma que todos asintieron y el interpelado ni siquiera abrió la boca para contestar.

En ese instante, nos dijimos: "qué pena que no haya tres o cuatro ediles así en cada pueblo"; y yo añado: en cada ayuntamiento, en cada asamblea, en cada órgano de representación. Porque nos falta gente valiente, lúcida, responsable, pasional y conciliadora.

Lo mismo que he pensado al ver a Cohn-Bendit en el Parlamento Europeo, vía Nacho. No tiene desperdicio:



2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
J.A.C. dijo...

Anónimo dijo:
"Hijo mio tu eres tonto y en tu casa lo celebrais los findes de semana."
--

Ya lo creo! cuando quieras, ya sabes: en mi casa cabemos todos. Por eso mismo te borro el mensaje, para que te des por 'invitado'.

Y recuerda: en mi casa está prohibido insultar. Lee las letricas esas que salen debajo de "Haga su comentario". No es TAN difícil.