20 de julio de 2009

Mamen (In Memoriam)

Ayer fue el cumpleaños de nuestra querida Mamen.


Veintisiete veranos que habría cumplido... y digo veranos porque a ella la primavera -salvo por las autóctonas y homónimas fiestas- no le hacía ni fú, ni fá. "Es una pena que estemos en 'La tierra donde vive el sol' y que siempre tengamos exámenes", insistía mientras caminábamos por el oscuro pasillo de Radiodiagnóstico de la Arrixaca.

Veintisiete veranos de dulzura, belleza, amor y sonrisas a todas horas; de inteligencia, ironía, humanidad y fidelidad a sí misma y a los demás. "Me caes de puta madre. Y lo sabes. Pero me caerías mejor si no fueras tan rojo. Y eso también lo sabes". Acto seguido, se partía de risa y me contagiaba a mi y a todos los que estuviesen cerca... Era imparable, un arcoiris que borraba de un plumazo la monotonía de un día gris, dejando, a su paso, senderos de flores.

De los recuerdos de las prácticas de la carrera siempre me vienen a la mente los días que estuvimos juntos en Dermatología, en el Reina Sofía, hospital que a mi no me gustaba mucho pero en el cual lo pasé muy bien gracias a ella... La misma a la que nunca pude convencer de que el mejor ambiente estaba en el Morales Meseguer, mi hospital preferido. "No será tan bueno cuando tengo que andar media hora para llegar", decía en cierta ocasión en la que la sangría se derramó sobre la mesa y todo el mundo, salvo el camarero, nos miraba con la sonrisa en la cara mientras nosotros escondíamos la carcajada bajo la mesa...

Ya no volvimos jamás a la Plaza de las Flores... no nos dio tiempo... una puta malformación vascular congénita, silente, oculta, escondida entre las sombras quiso cortar de raíz una vida maravillosa.

Descansa en Paz, preciosa.

6 comentarios:

gangas dijo...

D.E.P.

J.A.C. dijo...

Gracias, José María. Era una persona excepcional, y lo seguirá siendo mientras perviva en el corazón de sus amig@s.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Jesús. No nos conocemos personalmente, pero sí que leo de vez en cuando tu blog (hay un enlace en el blog de Mamen) y tus intervenciones en "Casimédicos".

Aunque tu ideología política es bastante alejada a la mía, he de decir que se nota que eres un tío respetuoso con los demás y fiel a tus principios. Me gusta como tratas los temas médicos y como defiendes los intereses de tu profesión, que son los de los pacientes. No hay duda de que serás un gran médico...

Tú y yo teníamos una gran amiga en común, que es Mamen... Me ha alegrado mucho abrir tu blog y ver un post dedicado a ella! Es muy difícil expresar con palabras todo lo que significaba Mamen, pero tu lo has hecho a la perfección. Era una persona muy muy especial y siempre la llevaremos con nosotros, en nuestro recuerdo...

D.E.P. Mamen.

J.A.C. dijo...

Muchas gracias por tus palabras.

Déjame contarte una cosa de la que fui consciente mucho antes de entrar en política; una cosa que la gente que no es muy cercana a mi no me termina de comprender. La ideología va dentro de cada uno, evoluciona, muta, se transforma (sin perder el fondo) según los tiempos. Uno puede ser fiel a sí mismo sin tener que pregonar ni ocultar su ideología. A mi, mi ideología me sirve para seguir avanzando en la lucha por ciertas causas y no desesperar en el intento. Sin mi ideología jamás habría estudiado Medicina, ni habría escrito cosas bellas en otros tiempos mejores, ni me habría preocupado por personas que nunca conoceré, y asuntos que ni me van, ni me vienen, pero en los que he intentado aportar siempre mi granito de arena. Sin mi ideología no soy yo, para lo bueno y para lo malo.

La ideología es un sentimiento pero hay sentimientos que están por encima de la ideología. Como el cariño que le tenemos a Mamen. Cuando uno quiere a sus amigos, poco o anda le importa la ideología de los demás. A mi nunca me ha importado. Tengo amigos del partido contrario y de otras ideologías, más o menos viscerales, más o menos tolerantes... del diálogo nace el respeto y la tolerancia, aunque no siempre el entendimiento. Tal vez por eso soy tan feliz en esta vida y tengo amigos en todas partes, de todas las ideas. Tal vez por eso he disfrutado y disfruto tanto hablando con cualquier persona, aunque ello suponga que, a veces (más veces de las que quisiera), se me malinterprete y se me juzgue por unas ideas que que otros no comparten... pero que no reflejan ni un 10% de la capacidad y la profundidad de una persona.

El alama no sabe de política ni de colores, sólo sabe de sentimientos y emociones, de entrega...

Te mando un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Yo no tuve el placer de conocerla, me enteré de su fallecimeinto por un mail que el decano envió.Como no sabia quien era expresé mis condolencias en el ya desaparecido sitio web "los médicos murcianos" a todas-os los compañeros y a aquellos que fueron sus amigos.Pensé que habia fallecido a causa de algún desgraciado accidente vial tan típico en la gente joven,ahora me entero de que fué una p....malformación vascular..La verdad la noticia me impactó mucho aunque no le pusiera rostro en ese momento.Nunca sabes donde te está esperando la muerte, a veces creo que como dice un proverbio "El hombre vive como si fuera eterno"...esta vida es tan frágil e injusta a menudo.
Carmen siempre vivirá en el recuerdo de su familia y de los amigos como tú.
Un abrazo.
Manuel.

J.A.C. dijo...

Un abrazo también a ti, compañero.