7 de diciembre de 2009

Semana horribilis... y la venganza de los médicos de Familia.

Otra semana más con el blog en el dique seco, querid@s lectores y lectoras.

Esta semana es verdaderamente asfixiante porque ya "he perdido" medio día (esta mañana) revisando unas dudas del simulacro anterior (por eso entrecomillo lo de perder el tiempo), y ahora debo empezar (y correr un poco más de lo esperado) con Urología. Creo, deseo y espero terminarla mañana tarde-noche, a lo sumo. Tampoco es cuestión de prepararla mal: es una asignatura bastante rentable y no tan difícil como otras con parecido número de preguntas en el examen.

Y el resto de la semana, Digestivo: el tochazo del MIR (junto a la Neurología, que la tuve hace un par de semanas, y la Cardiología, que la tuve la semana pasada). Estas dos especialidades -Cardio y Digestivo- son de las que la academia recomienda estudiar "en 5 días" (la semana de estudio entera... pero no te vas a dejar la Urología, hombrededios), a sabiendas de que ni siquiera en 6 días se podría conseguir... porque son de las que combinan la necesidad de llevar una buena base, echarle una cantidad enorme de horas de estudio, aplicar la lógica y memorizar muchos datos muy específicos. Vamos, unas asignaturas bastante complicadas (junto a Neurología y Neumología, las cuatro que más difíciles me parecen).

O sea, que llevo dos semanicas que no veas y ésta no va a ser menos. Y encima, sin puente. Y, sobre todo, con examen para el domingo... ¡Todo sea por hacer un buen MIR!

A estas alturas, después de 6 meses estudiando, ya ando un poco cansado pero me mantengo en los percentiles altos de mi academia (p80's largos; aunque en dos simulacros estuve en el p90 y p95). Lo que me resulta pelín frustrante es que no consigo subir en netas, me quedo una y otra vez en las 135-140. Los simulacros aumentan la dificultad, la extensión y el número de casos clínicos (hasta ahora, si no recuerdo mal, el examen más largo tenía 38 páginas), así como el número de preguntas impugnables... Y sigo en esas netas, en esos percentiles que -a estas alturas- ya me parecen poco representativos de la población MIR en mi academia (CTO), o al menos de mi grupo (Murcia), porque, simulacro tras simulacro, menos gente acude al examen y más gente estudia como auténticos posesos (yo, por ahora, aún tengo muuucho margen de mejora en mis horas de estudio, y ésta es la semana de empezar a forjar hemorroides como un auténtico opositor).

Dicen desde la academia que no es momento de cambiar la rutina que nos ha llevado a estas netas. Pero creo que, en mi caso, este cambio es necesario. Ahora más que nunca. Sobre todo porque mi primera elección, Medicina de Familia y Comunitaria (MFyC), eso que siempre he visto como tan cercano y tan bonito, se me está vendiendo como la peor de las opciones... hago por desoír estos consejos de los residentes de Familia, incluso de algunos adjuntos, que me intentan convencer para que cambie de opinión y elija cualquier otra especialidad... ellos van a repetir el MIR y me dicen que "todo el mundo nos ve como la última mierda, los colegas hospitalarios nos toman por generalistas que sólo saben de catarros y de recetar lo que ellos le mandan al paciente".

Esto me hizo reflexionar mucho, mucho. Un adjunto de Familia, un argentino con el título homologado y con la especialidad vía MIR, me dijo que se volvía a presentar para hacer Anestesia. Los propios pacientes, avisados de que dejaba la consulta y una vez les hubo explicado le motivo, le agradecían el buen trato que había tenido con ellos y con sus familias pero invariablemente le decían "doctor, usted lo que quiere es ascender".

¿Ascender? Así ven los murcianos a su médico de familia: el último mono, el que les hace las recetas. Mi médico, el director de mi centro de salud, las enfermeras del mismo, colegas de otros centros, amigos y residentes de otras especialidades; TODOS me lo dicen: "no seas tonto, no hagas Familia, tú puedes aspirar a mucho más". ¿Aspirar? ¿Aspirar a más? ¿Pero qué coño es esto? No es así la Medicina que yo veo en la calle, la que necesitan las personas, esa Medicina para la que me he formado durante los últimos 6 años , 4 de ellos yendo de hospital en hospital, de médico en médico y de Maestro en Maestro, perdiendo horas de clase para aprender cosas útiles de verdad, aprender una MEDICINA (en mayúsculas) que en nada se parecía a la que se empeñaban a enseñar en la Facultad.

Esa, aquella Medicina "de los docentes" es la que los médicos defienden, no la que necesita la gente de a pie; no nos necesitan así, no de ese modo!! No puede ser que nuestro modelo sea hospitalocéntrico si el 80% de los actos sanitarios se llevan a cabo en Atención Primaria. No es lógico, ni plausible, ni eficiente. Es un robo y una estafa para los ciudadanos y, sobre todo, para los pacientes.

La crisis de la MFyC es muy honda y compleja, ni siquiera los propios médicos de familia parecen (querer) hacer mucho por arreglar "algo, un poco" de lo que ocurre... Una especialidad médica que me encanta, la más cercana, la más humanista, y que está en profunda crisis de identidad. Y lo peor: que no le veo salida a ese túnel.

No sé si es el mejor de los futuros. Pero es el futuro con el que muchas veces he soñado. A día de hoy, después de tantos pasillos de hospital recorridos, COMO PACIENTE (7 operaciones, años de visitas al médico, años de peregrinación de un especialista a otro...) y como estudiante de Medicina no me veo enjaulado en un hospital viendo pacientes a los que no conozco y a los que no puedo seguir. Me veo en una consulta, sí, pero me veo también viendo pacientes de todas las edades, siguiendo su evolución, visitando a domicilio a quien no puede ejercer su derecho a una atención sanitaria. Soy demasiado político y demasiado rojeras como para poder entender lo que me quieren hacer ver. De verdad que me resisto a dar mi brazo a torcer.

La MFyC está en crisis. Y temo haberme 'infectado' de esa enfermedad. Tal es la sensación de desidia que mis otras opciones principales, Oncología Médica (que es como Familia pero en el hospital, y todos los pacientes vienen por cáncer pero luego tú los sigues siempre, ingresen por la causa que ingresen) y Neurología (que es la especialidad médica no-generalista que más me gusta, es un reto intelectual constante pero luego te saturan a ver ACVs y cefaleas) van sumando puntos en mi lista de posibles.

El problema es bien gordo:
yo no me he estado preparando la oposición pensando en estas dos especialidades, que se cogen con números altísimos (al menos en los hospitales que yo barajo), sino que Familia (MFyC) SIEMPRE ha sido mi primera opción, y MFyC se coge en Murcia con números normalillos tirando a bajos.

A quien no le haya sobrevenido nunca esta enfermedad llamada "MIR" no le dirá nada esta entrada del blog. A quien sí le haya ocurrido, me entenderá bastante bien y comprenderá que sobre mi cabeza se cierne una espada de Damocles demasiado afilada y pesada como para no hacerle caso.

Ya es demasiado tarde para hacer propósito de enmienda. Ahora sólo tocar echar el resto, echarle cojones y esperar que todo termine bien.

-------------

Pues eso, muchachada, que esta semana me vais a ver (leer) menos que la pasada, y más que la próxima, y así hasta el final. El 23 de enero se acaba todo. Al menos hasta abril.

Saludad@s quedáis.

9 comentarios:

Robin Jud dijo...

Yo no tengo ni idea. Pero ni puta idea, y lo sabes. Ahora, te digo una cosa:

"Medicina de Familia es la opción, J., y a comer mierda por donde cristo perdió la alpargata..."


Tienes tiempo, claro. Pero el espíritu Florette* resistirá. Ya te digo yo que sí. Vaya que sí.


* Y esta vez no va de colorines.


http://tinyurl.com/cuartoestado

rincondocentemfyc dijo...

Medicina de familia es dura, su situación de crisis es permanente y, en la actualidad, especialmente intensa. Pero no hay otra igual. Si te gustan las personas es así. El paciente está tan cerca...
Y además se puede hacer u trabajo serio, ser riguroso, hacer "ciencia", trabajar en equipo...
Empecé la residencia en 1988. No me he arrepentido ni un solo día.
Pero no es nada fácil.
Para que cambies un poco te remito el blog docente que ha empezado hace poco.
Ánimo y a aprobarlo pronto...

J.A.C. dijo...

@Jud:
Qué jodía eres, no recordaba esas palabras; cómo sabes sacarme los colores, moza.
No desesperes con lo tuyo; el tiempo pasa que da miedo.


@Luis:
Gracias por aportarme una visión distinta. Ya me estaba preocupando mucho; no es normal que los mismos que me dicen que haga otra cosa, sigan trabajando en lo suyo y no muevan un solo dedo. Hasta la reciente "suavidad" de Julio (Bonis) cuando critica el actual modelo me había llegado a desmoralizar. Se estaba perdiendo el enfoque crítico, todo cristo parecía 'resignarse'.

Muchas gracias por el comentario.
Te agrego a mi lista para no perderme tu blog.
Saludos!

Robin Jud dijo...

Si fuera un poco menos perra diría algo así como "jijí, para eso estamos, guiño, guiño"; pero como no lo soy, te digo, "cállate y tira palante, colega, que te quiero ver con una caja de palitos planos de mirar la garganta en mano".

Pero de los de toda la vida de maderita, no los de plástico blancos esos tan asépticos en bolsita de plástico, ¿eh?, que tanta esterilización me mata, de verdad, que hasta los médicos vienen envueltos y termosellados, si los dejas.


Abrazos, abrazos, abrazos hasta el ocho tumbado ;)

Anónimo dijo...

Jesusico, en mi humilde opinión debes elegir la especialidad por la cual te "escornarías" [ que dice mi abuela (esforzarías, sacrificarías ...por si no se entiende xD) ] con mayor gusto... lo demás es secundario :)

Mucho ánimo.

Un mañico =)

J.A.C. dijo...

Ese es el problema, mañico (o eres Marcos o eres Gangas); que las tres me gustan un montón. Y Familia la que más! Pero también porque es la que más conozco: después de acabar la carrera pasé 2 meses en Primaria (y un mes de prácticas extracurriculares en 6º), y le cogí un gusto que no veas. Es MUY distinto a lo que ves (y lo que sientes) en el hospital.

En fin, enero está antes que abril. Primero el MIR, luego la elección. Paso a paso.

Anónimo dijo...

Ánimo Jesús, que ya verás como sea cual sea tu decisión definitiva, será la correcta... porque será TU DECISIÓN y no la de cualquier otro.

Anónimo dijo...

Otra vez el mañico, pero te diré que soy Marcos XDD

Pues Jesús, si las 3 te gustan no te des mal, tú estudia y el día de antes decidirás.

Si en las 3 puedes ayudar a gente; qué más da el resto :)

J.A.C. dijo...

"Si en las 3 puedes ayudar a gente; qué más da el resto :)
Chapó.

Gracias a tod@s por vuestras palabras!