28 de enero de 2008

Ossarium

Tendría que acostumbrarme a la costumbre,
aquella que obliga y se disfraza de reposo.
Tendría que enmudecer mis ideas.

Tendría que declarar desierta mi voluntad,
tendría que bajar los brazos, atar sus manos.
Tendría que retroceder hasta mis otros pasos.

Pero mi voluntad y mi palabra son una.
No embauco ni vendo respuestas falsas,
No entrego lo que es fiel a mí.
No renuncio a siglos de buenas intenciones.

No renuncio a ser...



4 comentarios:

IbnSina-Amazigh dijo...

Amigo y gran maestro:
Tras leer en tu nuevo espacio sobre la red, con gran atención, he llegado a la conclusión de que en este mundo hay dos tipos de personas: Los primeros son audaces, luchadores, decididos y lideres natos si se lo proponen. Siempre buscan mejorar, y defienden lo indefendible por el bien común. No les preocupa quedar mal, arriesgan siempre (incluso algo preciado) por una razón justa y justificada. Son personas como tú, seres formidables. Mientras que el segundo grupo lo formamos la carga de la sociedad, los que vamos por la vida esperando a que los demás hagan algo para celebrarlo, siempre dependiendo de vosotros para conseguir alguna mejora. Y lo peor de todo es que casi nunca nos importa hasta que alguien da la voz de alarma. Somos contempladores puros y duros, y aunque en la mayoría de los casos acabamos fracasando, los pocos que salen adelante lo hacen a costa de los demás. Tenemos tanto que agradeceros que cualquier gesto nuestro sería insuficiente.
Somos las típicas personas que en vez de escribirla prefieren leer la historia. Y lo triste de mi historia es que yo antes solía ser como tú, pero por algún motivo la vida dejó de parecerme tan interesante como antes y perdí todo interés por ella y por sus placeres, y eso me llevó a este estado de apatía.
Pero a pesar de todo, tenemos una parte buena, podemos llegar a ser manipulados y formar parte de la infantería en vuestro frente de lucha. Así que me ofrezco como soldado en caso de guerra para luchar por tu causa (cualquiera que fuere).
P.D. ya no te superas por días como antes, ahora lo haces por segundos. Y por cierto, un nombre muy bien escogido el de tu nuevo espacio.
Hasta mas ver maestro

Dr. Abenza dijo...

Esto es ya una causa cuasi-perdida pero, como se suele decir, "los últimos coletazos del pez son los que más duelen al pescador".

Ahora bien. Me halagas e irritas a partes iguales...

Me halaga que me consideres luchador. Me irrita qeu no digas que tú también lo eres.

Me halaga qeu sigas leyéndome y que te gusten mis textos. Me irrita qeu no te atribuyas cualidad artística, cuando dibujas tan bien y eres tanto o más sensible qeu yo.

Me halaga qeu seas mi amigo, me irrita que seas más guapo y estés más cachas XD

Pero pesa tanto más lo que me agrada tenerte a mi lado, que si no te tuviera tendría que buscarte. No te extrañe que los desconocidos piensen que estamos liados...

Lo he dicho mil veces y una más: ¡¡Quiero al señor Mohammed Bouazzaoui Miguiz!!, maestro Ibn-sina amazigh, gran persona, mejor amigo y futuro gran médico (o neurocirujano, como el señor guste).

Un abrazo, hermano.

Uno mas dijo...

Querido Abenza, lo que le pasa a este Ibnsina es que lee muchos periódicos gratuitos (su preferido es el 20 minutos, jeje) y así le va, que lo estamos perdiendo. Espero que aprenda de tu historia y cuando entre a las cantinas a tomarse un café prefiera mirar otras cosas...(tú ya sabes). Yo hago todo lo que puedo, pero en 6 años de carrera no he logrado nada, ni siquiera que salte del coche, en fin. Y te felicito por tú blog, la verdad es que tienes muchos cuyons de escribir ciertas cosas (en las de política no coincidimos,jeje), así que estoy con Ibnsina, unos os dedicais a escribir y otros nos dedicamos a leer (quizás hemos envejecido antes de tiempo).

Un saludo amigos

Dr. Abenza dijo...

"Uno más" sólo puede ser el ilustre Carlos Sánchez o el grandísimo Edu Gil. El terror de los hospitales públicos de la Región de Murcia.

Para que lo entendáis: son una mezcla de traumatólogos mujeriegos, la buena vida de los neumólogos y el "no me estreses, luego lo veo" de los jefes de Cirugía XD
(Vamos, que viven como marqueses y el hospital es su hábitat natural.)

Ya os pillaré por banda, cerveza en mano.
El viernes quedamos en la cantina del hospital a las 13.30h para despedirnos de las prácticas de Médica III, como en los viejos tiempos... Charo, la guapísima "cajera" (nos lleva de cabeza a todos los hombres heterosexuales del hospital) nos tiene que estar echando de menos ;)

PD: Para qeu no digáis que soy machista, voy a ejercer de "marujo mayor del blog": chicas... ¿habéis visto a Pedro, el residente de Neumo con el pelo rizado? A las adjuntas y las resis de Hemato-Onco las lleva de cabeza, y a las enfermeras de quirófano, y a las internistas, y a las... etc etc
En fin. ¡¡Qué suerte tienen algunos!!