14 de marzo de 2009

Nuevo 'parche' a la selectividad.

Leo en el blog de mi Decano y amigo el Dr. García Stañ, catedrático de Fisiología Humana, una noticia relacionada con mi Facultad:

En la prensa de hoy se destaca una noticia sobre los cambios en la Selectividad que se avecinan para los que ahora mismo están en 1º de bachillerato. Básicamente, un alumno podrá sacar más de un 10 gracias a la nota obtenida en las asignaturas optativas y a las que las Universidades podrán asignar -y asignarán- un coeficiente corrector.

Y es que las Facultades de Medicina vamos a hacer valer lo que creemos necesario para entrar en Medicina, que será valorar de forma clara las asignaturas de Biología, Matemáticas, Física y Química. Estas serán las que se lleven el porcentaje.

Esta medida fue valorada en la Junta de Facultad, en una sesión -la de aquél día- con escasa asistencia. Yo mismo voté a favor porque veía en ella la solución a cierto problema 'de nivel' de los alumnos que ingresan en las Facultades de Medicina en los últimos años. Son alumnos que HUYEN de las Matemáticas y de la Física, porque son asignaturas que pueden 'mermar' su magnífico expediente (de nueve y pico en bachillerato) de cara a la selectividad, restándoles posibilidades de sacar una altísima nota media, rozando el 9, que les permita acceder a Medicina sin problemas.

Yo mismo, como digo, voté a favor. Pero no estaba (ni estoy) muy convencido de que esto suponga una mejora sustancial del proceso de Admisión de los alumnos, como ya expuse en su día y como hoy procedo a recordar.

El problema no es la vía de acceso, sino la 'evaluación al alza' y la 'repercusión socioeconómica' de las titulaciones.

Hace 6-7 años, no cabía en la cabeza de los alumnos (al menos, de los que veníamos de institutos públicos) que un 7-8 pudiera convertirse en un 9-10 sólo porque el alumno "quería estudiar medicina y le hacía falta la nota".

Esto viene ocurriendo de un modo generalizado desde hace algunos años.

Es muy frecuente que 'el batacazo' en selectividad sea notable (en algunos casos, incluso alarmante), reduciendo los 9 y picos y los dieces de nota media hasta 2 puntos en selectividad (conozco bastantes casos de chicos con un 9 que, finalmente, se quedaron en un 7 y pico, sin enfermedad o causa psicológica que lo explique... esto es, cuanto menos, SOSPECHOSO). Una prueba, la PAAU, que cada año da la sensación de ser más 'fácil', incluso para los que hace años que no vemos esos conceptos típicamente 'preguntables' (palabro cuasi admitido por la RAE). Por poner un ejemplo, mi 9.6 de nota media en Bachillerato se quedó en un 9.22, porque bajé (bajamos, todos mis compañeros) en Química; porque el examen no se parecía en nada a lo visto durante el curso, es decir, aquí el claro culpable fue el profesor... así fue como bajé de un 10 (en bachillerato) a un 7 (en PAAU) en esta asignatura -del modo contrario, subí de un 9 a un 10 en Historia, asignatura en la que jamás me pusieron un 10 en bachillerato-. Pero no creo que esto sea algo extensible a todos los alumnos y a todas las promociones; sobre todo, porque no creo que haya tantos profesores de Química tan 'despreocupados' (por decirlo de forma suave) como lo era mi profesor. Entonces, ¿por qué se considera NORMAL que haya diferencias de hasta dos y más puntos entre Bachillerato y PAAU?

Esto sí que habría que 'mirarlo', porque no es normal que estos expedientes de 'nueves y pico' (en bachillerato) se quede en 'ochos cortos y sietes largos' después de la 'descafeinada' selectividad de hoy; y que los que finalmente entren, lo hagan sin tener ni idea de Mates o Física, suspendiendo la Estadística y la Biofísica a las primeras de cambio.

Hace ya algunos años, cuando cursé la Biología de 1º de Medicina, casi no tuve que estudiar porque era una 'ampliación con matices' de la que vi en 2º de Bach, es decir, venía con un nivel muy bueno (gracias a mi exigente profesora, dicho sea de paso; gracias, Amparo); por la misma razón, hice el examen de Biología de PAAU en una hora escasa y saqué un 9.5; eso en un examen que fue el más difícil de los últimos años y que supuso el talón de Aquiles para muchos de los interesados en Medicina.

Hoy en día, la diferencia de nivel entre 2º de Bach y 1º de Medicina para una asignatura como Biología, que es PREFERENTE Y OBLIGATORIA en ambos cursos del Bachillerato de CC. de la Salud, es, más que notable, intolerable y muy poco recomendable.

Conste en acta que yo, como muchos otros alumnos de institutos donde no cabía la posibilidad de cursar estas asignaturas porque no había un mínimo grupo de alumnos para poder impartirlas, no di ni Mates ni Física en 2º de Bach y no tuve ningún problema en aprobar Estadística y Biofísica, sobre todo por el nivel con el que venía de 1º de Bachillerato en ambas materias básicas.

Por diversos motivos, entre ellos mi participación como moderador en una web de estudiantes de Medicina de toda España y América Latina, estoy en contacto con alumnos de 2º de Bach que aspiran a entrar a Medicina... en serio os lo digo: no querríais saber la forma, tan arbitraria y 'alegal', de evaluar a ciertos alumnos de 2º de bachillerato en la actualidad sólo por manifestar reiteradamente su deseo de cursar Medicina. (leed todos los mensajes de esa 'conversación' porque no tienen desperdicio).

Normal entonces el 'berrinche' de otros compañeros que se quedan a las puertas con un 8 y pico, totalmente trabajado y sin 'regalos' por parte de nadie.

No creo, siendo totalmente sincero, que los alumnos de hoy estén mejor preparados que los de hace 6-7 años; tampoco creo que sean más inteligentes. Por eso no entiendo la espectacular subida de las notas de corte desde un 7.8 en la fase de junio de 2002 (mi año de ingreso) hasta un 8.8 en la fase de junio de hace poco más de un año... el año de 'la gran masacre' de los alumnos de 1º de Medicina con la Bioquímica (la más difícil de 1º de Medicina en Murcia) y la Bioestadística (la asignatura con menor índice de aprobados de mi titulación, y de toda mi Facultad).

Por todo ello, la demanda, aunque sea alta, no se relaciona con el verdadero nivel de conocimientos que conllevan los expedientes de 9 en selectividad. Dicho en román paladino, las notas de corte no reflejan el nivel de los alumnos que hoy en día entran a las Facultades de Medicina.

Y esta discordancia, por todos conocida, sí que habría que estudiarla.

Es preferible que las notas de corte fuesen más bajas y que los alumnos que entren tengan un nivel mucho más acorde con su nota, a que luego en 1º haya que hacer 'limpieza' porque el nivel no se ajusta al que las asignaturas de la titulación de Medicina (y el nivel de la Facultad de Medicina de Murcia) exigen.

¿Cómo hacerlo? Recuperando la función 'clasificadora' de la PAAU y la función 'orientadora' (y en teoría, transversal) del Bachillerato:

- Primero, aumentado el nivel exigido en bachillerato y la orientación profesional a los alumnos, lo cual beneficia a las universidades y a los CFGS, que serían más competitivos con la Universidad y 'atraparían' a más alumnos (como ocurre en Alemania);

- Segundo, impartiendo muchos de los CFGS en la propia Universidad; ya que la 'discriminación física (o de lugar)' entre alumnos universitarios y alumnos de CFGS (muchos de los cuales se imparten en institutos) favorece que los alumnos se decanten por la universidad cuando podrían haberse decantado por un CFGS (que, actualmente, cuentan con una tasa de inserción laboral más alta que la de los licenciados).

- Y tercero, endureciendo las pruebas (las comunes y, sobre todo, las específicas de la vía sanitaria) en la PAAU.

Pero esto, como todo y como siempre, son elucubraciones mías. Y, como tales, caerán en saco roto.

2 comentarios:

Robin Jud dijo...

Querido Abenza, cosas:

1. Sí, sabía que eres tú, no te preocupes por la identidad.

2. Siento no estar demasiado inspirada y que lo que vaya a decirte no sea una virguería de la expresión.

3. ¡EXACTO!
Habría que estudiar, analizar, y pensar en una solución práctica para el desmadre de la educación española. Pero, ¿por qué nadie lo hace? O, ¿por qué lo hace la gente que no puede modificar la situación? Que tú, o J.María o yo o quien sea veamos la lógica del asunto no sirve de nada.

Hay dos cosas que me desagradan profundamente por su hedor. Una es que cada vez está más desacorde la nota de corte, e incluso el expediente de Bachillerato, con el nivel real del alumno. Y la otra, que los dirigentes que se tienen que ocupar de esto no se apean del burro, no quieren caer en la cuenta de cómo es necesario hacer las cosas. Y estoy siendo benévola con esta panda de demagogos que deterioran cada vez más... todo.

Guau, qué radical me ha quedado.


¡A conservarse! ;)

J.A.C. dijo...

Sí que hay gente preocupada por estos asuntos y que trabaja para lograr una avance justo y una mejora eficaz. Y te pongo de ejemplo a mi amigo Joaquín, Decano de Medicina de Murcia y Presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina de España.

El problema no es unidireccional, no es que las acciones de los Decanos y de quienes tienen capacidad de tomar decisiones impliquen una mejora o un agravamiento de la situación.

El problema es que los políticos de turno no van a cambar un sistema que les favorece:
- primero por que así ellos logran controlar la situación de sus universidades y de sus alumnos;
- y segundo, por la oposición, que les echaría en cara el hecho de estar "perjudicando" a los alumnos de su zona (fíjate qeu no los perjudicarían, sólo NO les favorecerían, pero lo venderían como un agravio...)

Dicho de otro modo: habría que volver a repartir el pastel... y hay gente que tocaba a dos trozos y ahora tal vez no reciba ninguno. Sería justo, sí, pero hay gente qeu está muy acostumbrada a partir y repartir su propia tarta (y quien parte y reparte...).

La única solución eficaz sería la solución política central: si viene del Gobierno Central, ya pueden cantar misa las Autonomías, no habría lugar a discusión ni a "parches" autonómicos.

El problema es (o son) Cataluña, País Vasco, Valencia (autonomías con particularidades históricas y lingüísticas que podrían acogerse a pruebas específicas de acceso, con lo cual, se volvería a lo mismo). Y por supuesto, las privadas, que verían incrementada su demanda.

Es un tema harto complejo... ni tú, ni yo ni Gangas tenemos razón al 100%. Pero éste es el primer paso: reconocer la adicción... digo, el problema!