25 de mayo de 2008

Retratos y desaciertos.

Encontré a un buen pintor.
Y le convencí...

Me hizo un retrato como a Dorian Grey.
Y mientras yo me entregaba a una vida corrupta,
Él sufría los estragos en mi lugar.
Hasta que se me fue de las manos:
Se rompió el cuadro y comencé a sufrirlos yo.

Ojalá no le hubiese logrado convencer...

-------------------------------

¿Cuánto tiempo pasa desde que haces algo hasta que te arrepientes de hacerlo?

A veces preferiría que los folios donde escribo algunas de las tonterías y sentimentalismos que últimamente se instalan en mi cabeza se inmolasen antes de que pudieras leerlos. Y, a ser posible, que no nos alcanzase la onda expansiva. Sin víctimas, sin heridos. Sin daños colaterales...

El día en que esto sea posible, estaré encantado de enseñar(te) todo cuanto escribo.

Por suerte, ya no te debo nada. Ni siquiera estas letras que ya no son para ti (por si no te habías dado cuenta. Aún.).