25 de marzo de 2010

¿Reforma sanitaria en EEUU? ¡¡Sandeces!!

César Vidal escribe en La Razón un articulo titulado “El desastre sanitario”. No sólo encuentra muy criticable la ley de Obama, sino absolutamente innecesaria: “Afirmar que en Estados Unidos no hay servicios médicos para todos es una burda mentira”.

Viene a decir que vaya tontería ésta en la que llevan embarcados los norteamericanos varias décadas, con toda la vida política de los cientos de millones de estadounidenses pendientes del caso, cuando en realidad es una tontada porque todos ellos ya tenían la sanidad universal.

Lo que pasa es que 32 millones no se habían dado cuenta, claro.
.

9 comentarios:

Doc.Simon dijo...

Al parecer Sr.Vidal se ha olvidado también que el principio de autoridad murió con Aristóteles.
Un doctorado no te hace portavoz de la verdad, máxime cuando su postura se acerca a una de las partes interesadas en el negocio.

academico dijo...

El tema es "interesante". Partiendo de que creo que hablamos demasiado de los "americanos", que no dejan de ser sólo 1 de 210 países que hay en el mundo, pero esto... "da para hablar".

EEUU es un país con una gran clase media, que son la inmensa mayoría.

Allí el sistema que tienen es que en vez de pagar sanidad dentro de los impuestos, cada uno se la paga a parte (por lo que supuestamente, pagarán menos impuestos que los españoles, en proporción...).

Un 10% de los americanos carece de una buena cobertura sanitaria. La inmensa mayoría, inmigrantes.

A pesar del "trauma" que eso significa, más del 50% de los americanos se opone a la "reforma sanitaria". ¿Por qué?

Podemos hablar de lobbies sanitarios, que está claro que existen. Pero lo que está claro y hay que tener en cuenta, es que lo que significa esta reforma, es que el 90% de los americanos van a pagar bastante por algo que no van a disfrutar. Vamos, lo que se llama que van a pagar la sanidad de un 10%, pero sin ganar ningún tipo de servicio extra.

academico dijo...

Desde la distancia podemos criticar la falta de solidaridad para con sus propios conciudadanos y tal, pero deberíamos pensar cuánta gente en España estaría dispuesta a hacer lo mismo "por los parados" (por ejemplo), pagar a lo mejor 400 ó 500 euros más al año (ya sea en impuestos, o ya sea disfrutando de menos servicios). A lo mejor nos llevamos "una sorpresa".

Personalmente, desde mi propia experiencia, somos muy dados a hablar "teóricamente" de lo que deberíamos hacer, de que si hay que ayudar a los demás, de si tal o cual cosa... pero a la hora de la verdad, tenemos que ser francos, pero en vez de ayudar a los demás nos quedamos en casa, si hay que dar 1 euro para cualquier cosa tampoco lo damos,...

Y vamos, todos conoceremos casos. Cuanta gente habré escuchado diciendo que se debería ayudar a las víctimas de las inundaciones de Córdoba, por ejemplo, y luego "ayudar, ayudar sin cobrar" sólo entre 10 y 15 personas en toda una capital de 300.000 hab.

Pienso que estos temas se dan mucho a la demagogia, aunque de por sí es interesante.

Francamente, el estilo a lo americano no lo veo... o se hace algo similar al nuestro, o esto no dejan de ser unas meras ayudas, que en nada que lleguen los republicanos las van a echar para atrás...

Quizás la pregunta sería, siendo honestos, ¿cuantos de nosotros pagaríamos 400 - 500 euros más al año de impuestos para que otros conciudadanos puedan vivir mejor? ¿De verdad creeis que serían más de un 50%? Yo creo que no, francamente, porque para recibir, los que hagan falta, pero cuando hay que dar, sea para lo que sea...

J.A.C. dijo...

@Doc.Simon:
A él tal vez no le guste la reforma porque, como bien dices, defiende a la interesada.

@Académico:
Me quedo con el último párrafo de tu segundo comentario. Ahí está la raíz del asunto.

Si hablamos de EEUU, aunque "sólo" sea "un país", es porque EEUU es la "locomotora" y no podemos perderla de vista.

La sociedad americna no se puede comparar a la nuestra (o mejor dicho: lo que allí pasa no se puede trasladar a nuestra sociedad, tal cual) porque el sistema de valores es muy distinto.

El americano medio ve esta reforma como una intromisión en su libertad de escoger un seguro médico privado. Ese tipo de "libertades" son muy valoradas y defedidas por aquellas tierras, donde el liberalismo es uno de los pilares de su ideologia y su moral.

Pero yo te aseguro que cuando hablas con gente que ha estado trabajando allí, el tema del seguro médico es recurrente en las conversaciones. Y no todo es tan bonito en EEUU, el acceso sanitario no es ninguna maravilla. Un parto te sale fácilmente por 200.000 dólares. Un cáncer puede acabar no ya con tu vida, sino con tu bienestar y llevarte a la ruina.

Esas son otras de las cosas que aborda esta reforma y que no salen en prensa, pero si lees el texto completo te das cuenta de que no se han olvidado de estas situaciones (a mi juicio, importantísimas). Ahora, independientemente de la compañía de seguros, si uno sólo tenía cubierto tres ciclos de quimio y recae, el estado (que no el país) deberá asumir el gasto del tratamiento si el paciente no puede, mientras que antes ese paciente directamente no tenía derecho a seguir con el tratamiento si no podía apgarlo.

Ahora sí se prioriza la salud sobre el saldo y se impedirá que el sistema "vomite" a quien no le interese como cliente, porque negar el acceso a un tratamiento necesario para seguir viviendo por motivos económicos (o negar un seguro médico por motivos de enfermedad crónica, pese a tener dinero) hasta ahora era posible, creando diferencias aún mayores entre la salud de ricos y pobres. (Ya sabemos que el límite entre ricos y pobres es impreciso pero la barrera estaría en los 150.000 dolres/año, que es (según NYT) la renta necesaria para poder costearse durante 10 años un seguro con cobertura oncológica y de materno-infantil.

un abrazo a a los dos!

academico dijo...

Yo es que no estoy tan puesto en lo que es este tema.

Quizás el kit de la cuestión es cuando dices "los que han ido allí a trabajar", osea, los inmigrantes (no hace falta que sean "pobres") que conocen otras culturas y que les choca la sanidad estadounidense...

Este tema está claro que es importante, pero me da la impresión de que si Obama (O Bush, o Clinton) se suena los mocos en un pañuelo, éste es portada en todos los periódicos nacionales, y eso como que... jeje.

Anónimo dijo...

El documental "Sicko", pone los pelos de punta. Os lo recomiendo.

J.A.C. dijo...

La prensa internacional está muy pendiente de EEUU. No sólo ahora sino siempre; y no sólo por la economía sino (también) por su influyente papel en las relaciones internacionales (por aquello del imperio, la primera potencia y bla bla bla).

No soy yo muy pro-yankee pero tampoco soy de los que reniegan de ellos por motivos ideológicos (con esta y otras cosas, verás que no soy un izquierdoso al uso, mon ami), aunque también me toca los genitales que cualquier chorrada suya se convierta en portada mientras miles de historias se desarrollan a nuestro alrededor sin repercusión mediática alguna.

Buen documental el de Moore, os dejo el link. para verlo online.

saludos ;)

Doc.Simon dijo...

Al respecto, dejo un link con una carta del propio Michael Moore traducida al español con motivo de la actual reforma sanitaria.
http://submundomental.es/carta-abierta-de-michael-moore-a-los-republicanos/

J.A.C. dijo...

Gracias, Javi! No conocía este documento ;)

un abrazo!