12 de marzo de 2010

Adiós, Maestro!


Como ya ha dicho Jud, esta madrugada ha muerto el hombre que me hizo adicto a la literatura. El hombre que me convirtió en una milana espuria que voló libre sobre los señoritos terratenientes.

D.E.P. Maestro Delibes.


2 comentarios:

Robin Jud dijo...

Es increíble, Jesús. Ya le he dicho a José María que, no sé cómo ni por qué, me entristece.

Ahora empezarán las campañas en las bibliotecas y etc.

Ay, madre.



Por cierto, la mención no se merece.

J.A.C. dijo...

Claro que se merece.
Venia en el coche, esta mañana, pensando en qué decir sobre Delibes y, curioso pero cierto, de todo mi blogroll sólo tu blog decía algo al respecto.

Y te lo digo así, sin usar puntos, sólo comas, como Delibes en Los Santos Inocentes.

L@s entusiastas del lenguaje le debemos mucho a este verdadero Maestro del castellano.