4 de marzo de 2011

Cinismo 'urbi et orbi'

Rouco Varela agradece al Gobierno, a la CC.AA y al Ayuntamiento de Madrid su “desinteresada colaboración” en la próxima visita del Papa. Se equivoca en repartir agradecimientos porque los 25 millones de euros no los pagan ni Zapatero ni Aguirre ni Gallardón. Salen a escote del bolsillo de todos los ciudadanos, incluidos gays, inmigrantes, pro-abortistas y laicos.

7 comentarios:

Jose Maria Lloreda dijo...

Totalmente de acuerdo. Saludos desde la región de Murcia y visita mi blog si te apetece!

Anónimo dijo...

Tropecientos mil euros para la asociación de gays, lesbianas transexuales etc de Zimbabue,otros tantos en Andalucía para que la segunda lengua oficial sea el érabe ( ZP prometió el oro y el moro y ha cumplido con creces la segunda parte y ojalá fuera un chiste),¿ y ahora la amenaza de ruina es el Papa? amos anda nomejodas...
Si tan rentable sale ser papa,
¿por qué no te haces cura? seguro que medrabas más que siendo del psoe que ya es decir.
Saludos "camarada".AnA.

J. dijo...

Rouco Varela también salió hace una semana o así en la televisión, en uno de estos concilios ecuménicos (o su versión moderna) que hacen, diciendo que las redes sociales son una lacra porque matan la auténtica vida de la juventud. O cosa parecida.

Yo agradecería a Rouco Varela que se callase la puta boca si no hay necesidad de que hable.

Un abrazo enorme.

M.Carmen dijo...

O sea, que Rouco debe callar porque no gusta lo que dice.
Esto es igualico que dicen los fanáticos islamistas. ¿Le callamos la boca y si no, lo asesinamos?

¡viva la libertad de expresión!

El que yo esté de acuerdo o no con lo que dice Rouco es otra cosa mariposa.

Si es cierto que pienso que exageró. Todo tiene su medida, y si te pasas, hasta beber agua es malo para la salud.

Por otra parte, es curioso que se carguen las tintas contra la Iglesia católica por el tema homosexual y no se haga lo mismo con el Islam, los protestantes y demás.
Lo del Islam es claro: miedo hablar que si no, ya se sabe.

Como los católicos no nos da por asesinar a la gente que nos difamas, pues ¡ala! ¡barra libre para decir barbaridades!

Y J, guapo, ya que hablas, de concilio ecuménico nada de nada. Concilio, el último fue Vaticano II, y fue ecuménico porque se invitó a todas las ramas cristianas a participar.

Creo que hablas de Sínodo que es otra cosa.

Y también hay que diferenciar las opiniones personales de una persona, de las de la Iglesia en conjunto.

Uno, como católico puede opinar de lo que quiera (al igual que el resto de la gente, vamos), pero si habla en nombre de la Iglesia, es otra cosa.
Igual pasa con los políticos. Pueden hablar a título personal o como representantes de su partido.

Me acabo de explayar, pero ya estoy pelín cansada de tanto moderno, que se consideran así porque atacan a la Iglesia Católica, que es lo que está de moda.
Y los musulmanes partiéndose el culo (que conste que tengo amigos musulmanes, y los respeto)

Yo soy más moderna todavía. Porque no hago lo que veo en la tele ni lo que está de moda hacer. Hago lo que quiero y dicta mi conciencia.
Y el resto, que miren y den tabaco, que se decía en mi tierra antes.

Ah! tengo amigos gays y lesbianas. No tengo nada en contra de los homosexuales, por mucho que se intente decir lo contrario.

Dios no puede haber creado nada malo.

J.Abenza dijo...

@Lloreda:
No conocía tu blog. Lo seguiré con avidez ;)

@Ana:
Ya tuve mi época de monaguillo, lo fui seis años si no recuerdo mal. Me reconforta más sanar cuerpo y alma desde este lado que desde el otro. Y lo de medrar se comenta por sí solo. De todas formas, gracias de parte de este rojo. Saludos ;)

@Jud:
Rouco puede decir tantas tonterías como le salgan del capello (sí, he dicho capello). Para eso lo han votado y revotado. Yo lo oigo y ni fú ni fá. Pero el hombre tiene su público...
Besos.

@M.Carmen:
No sé quién es usted pero me parece pelín impertinente tachar de modernos y de 'caguetas' a personas que no conoce y que yo respeto mucho. Y sí, hablo de mi. Por otro lado, me resulta incomprensible que se ataque mediante la descalificación a quienes no comparten vuestra visión del Mundo. Eso de decir que si no se critica al islam (no seré yo) es por miedo; o lo de asesinar a Rouco; en fin. Sin comentarios. Supongo (y digo "supongo") que cuando los españoles hablamos de la iglesia católica es porque la conocemos; yo no soy experto en islam ni en protestantismo pero de catolicismo cristiano sé un ratico largo: 6 años de monaguillo (y no empecé precisamente con 8 años) y muchos años como feligrés me dan la licencia necesaria para pronunciarme sobre estos temas. Otra cosa es que guste o no lo que diga, pero nadie obliga a compartir sus postulados. Salvo la iglesia. Ésta y todas. Y salir del redil es sinónimo de pecado, o sea, que soy un pecador.

A los pecadores hay que perdonarlos... siempre y cuando muestren arrepentimiento. Cosa que yo no muestro. Por tanto, y siguiendo las palabras de nuestro capellado, ni merezco perdón ni consideración. Cuando Rouco habla de ovejas negras, me mete en el redil. Es por eso que sigo con atención sus palabras y me pronuncio sobre ellas. Nada más. No hay inquina ni recochineo en mi crítica al cinismo de los ministros del Señor. Por cierto: ese sí que era un cristiano de los pies a la cabeza, y no éstos qeu quieren suplantar su fe.

saludos ;)

J. dijo...

Tres aclaraciones:

1. J. es guapa, no guapo. Y desde luego no es "moderna".

2. ¿Acallarlo? No. Pero no entiendo por qué se le da una difusión semejante. Me parece indecente que una opinión no argumentada como es la de ese señor -y sí, me permito generalizar y decir que la de la Iglesia católica- se anuncie a bombo y platillo y parezca digna de retransmisión en los medios. Está claro que antes que la información se busca la incomodidad o la indignación del público, que es lo que vende. Por eso la tele es una casa de putas. Y Rouco&co. lo aprovechan como quieren. Con ese poderío económico y social que tienen.

3. Pues sólo me faltaba que vinieran a darme lecciones a mí de cuándo fue o no fue "el último concilio ecuménico" (que me hallo inmersa en su estudio ahora mismo, casualidades de la vida). Tómeselo como un recurso poético, que es lo que era.


Saludos, y un abrazo, Jesusico.

Anónimo dijo...

¡Qué difícil es ser ponderado! Le hacen a uno ser anticlerical aunque no quiera. El reelegido Rouco Varela afirma que “la batalla por la clase de Religión obligatoria es una tarea pendiente y prioritaria”.

Si yo fuera católico me sentiría abatido y triste porque mi confesión religiosa trate de imponer, con todos los medios de coerción a su alcance, a los católicos y a los no católicos, algo tan contradictorio para el ser humano como las creencias y dogmas religiosos en unos niños y adolescentes que quedarán marcados para siempre, tan decisiva es esa etapa de la vida.

Yo no quisiera que mi religión me impusiera nada. Creo que va contra la esencia misma de la libertad. La Historia, por desgracia, les avala. ¿Dónde dejó Cristo dicha tal exigencia? ¿Lo haría ahora? ¿Designaría a Rouco como su hombre fuerte en España? Crean autómatas de la religión, y matan la espiritualidad, que es lo trascendente.

En lo religioso vivimos unos tiempos de la indolencia y del “por si acaso” en la creencia; es más cómodo y más fácil creer que no creer. Y está sujeto a menos represalia. Han hecho de la religión la vacuna contra el miedo de vivir. Y de morir.

El PSOE se ha defendido hasta ahora como ha podido, malamente más bien, cediendo en cuestiones fundamentales, como la económica, con una subvención anual a la Iglesia de 6.000 millones de euros. Por eso tampoco quisiera que mi religión estuviera financiada por nada ni nadie que no fueran mis aportaciones y las de los demás creyentes. Pero no deben preocuparse Rouco ni sus fieles: los vientos electorales les soplan muy a favor y pronto esa batalla habrá dejado de existir.