11 de enero de 2010

¡¡Maldita mierda blanca!!

Me lo ha pasado un colega argentino y no he podido resistirme a compartirlo con vosotr@s.