5 de noviembre de 2009

Valcárcel estafa a las personas dependientes.

Un informe de técnicos sociales revela la desigual financiación de la atención a discapacitados por comunidades. Tres autonomías reciben más dinero para dependencia del que reparten: Canarias, Baleares y Murcia retienen fondos.

El Gobierno aporta más de la mitad de lo que cuesta la Ley de Dependencia (...), las comunidades se encargan del 27,5% y los usuarios, del resto (un 16,8%) mediante co-pago Pero no todas las autonomías están haciendo el mismo esfuerzo. En el caso de Murcia, le basta con el dinero que recibe del Estado para atender a los ciudadanos que tiene registrados en el sistema, y aún le sobra.

"Algunas comunidades, en lugar de quejarse de la financiación, deberían explicar qué están haciendo con el dinero que reciben y que no emplean en Dependencia, y por qué no están aportando al menos la mitad de lo que les da el Estado", reclama el presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez.

El Gobierno financia la Dependencia por dos vías, el nivel mínimo y el acordado. Las comunidades están obligadas por ley a poner al menos lo mismo que reciben del Estado. En el estudio se aprecia cómo algunas comunidades, efectivamente, igualaban o superaban al Gobierno en sus aportaciones, mientras que otras se quedaban mucho más cortas. Hasta que el Ejecutivo decidió incorporar un dinero extra (373 millones). Eso ha desequilibrado aún más las aportaciones en algunas comunidades, hasta el punto de que les basta y les sobra con el dinero del Estado para atender a sus dependientes. Canarias (-37%), Baleares (-7,9%) y Murcia (-6,6%) han llenado las arcas por encima de los gastos que pueden justificar.

"El sistema de financiación de la Dependencia es perfectamente sostenible (...) pero es imprescindible revisarlo". (...) Ramírez explica que, de esta forma "se evitaría que algunas comunidades hagan caja a costa de la financiación, y que por fin atiendan a las personas que precisan ayuda urgentemente. "


Esta asociación reclama, además, un control exhaustivo sobre el dinero que se está transfiriendo a las comunidades y sobre los compromisos que éstas adquieren para el uso de estos fondos.

(Leído en El País.com)

PS: Un informe sobre la Ley de Dependencia que se encargó a la Agencia de Evaluación del Estado ya puso de manifiesto la oscuridad de las comunidades autónomas a la hora de presentar sus cuentas, la necesidad de que se reforme el Imserso y que se exijan responsabilidades a aquellas administraciones que no cumplan con la ley. Pero todo ello está aún pendiente...