2 de noviembre de 2009

Sólo fue una perla, Señoría.

Hoy me voy a mojar, sabedor de que me van a llover hostias como panes desde todos los frentes habidos y por haber; si no por aquí, seguro que sí en la calle.

Si esta entrada llega a los 20 comentarios, perfecto: eso significará que me han leído muchos que se atreven a comentar. Si no llega a los 20, perfecto: eso significará que muchos de los que no comentan lo hacen por vergüenza torera, pues, aunque no comenten, yo sé desde dónde vienen y a dónde van las visitas de mi blog (y la inmensa mayoría de las IP vienen de Lorquí... "no hace falta decir más", que diría el míster).

Me envían un email para que entre a leer una noticia de mi pueblo en un medio digital; más que leer la noticia, me dicen que lea los comentarios, y me destacan dos en particular, uno de los cuales es éste (literalmente copiado), toda una perla socio-antropológica:

"Me gustaría alertar de el peligro islámico que nos azota en nuestros días. Como todos sabéis, la comunidad islamica se ha integrado por las buenas o por las malas en nuestro pais, en nuestras ciudades y pueblos. En la mayoría de ellos como ocurre en Lorquí se han creado recintos de oración, mezquitas consentidas oficialmente por gobiernos y corporaciones locales sobre las cuales se conoce poco o nada de lo que alli se hace. La imposrtancia de este tema radica en que no hay ningún tipo de control sobre estas actividades, los imanes campan a sus anchas por el territorio español, consiguiendo adeptos y ordenando movimientos. Esto es una realidad, con ello no quiero decir que se esté planeando ningún atentado ( que por que no? pudiera ser ), lo que trato de explicar es que sobre estas organizaciones no hay control, que la comunidad islámica ha tomado una fuerza desorbitada y lo que antes eran grupos disueltos de fieles, ahora son colectivos organizados, que actúan de la misma manera y se deben a ideales que les soon inculcados. Señores, estamos consintiendo que esta gente se organice, se crezca y se plantee por supuesto metas mayores, llevados de la mano de sacerdotes que interpretan la religión Islámica de la forma que más les convenga a sus países. Además los gobiernos, conceden ayudas a esta gente y los ampara legalmente. esto es solo una advertencia, o un aviiso o una impresión del que ve como poco a poco todo cambia y nos quedamos impasibles ante ello."

Sólo tres cosillas a matizar:

La primera-. Dice que los inmigrantes se han "integrado POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS". En fin, que me lo expliquen. Porque parece más un deseo coercitivo ("o te integras o te integro, ya lo verás") que una celebración del civismo y la altura de miras de nuestra sociedad.

La segunda-. Más adelante dice que "se han creado recintos de oración, (...) consentidas oficialmente por gobiernos y corporaciones locales (...) no hay ningún tipo de control sobre estas actividades (...) campan a sus anchas por el territorio español, consiguiendo adeptos y ordenando movimientos. Esto es una realidad (...) ha tomado una fuerza desorbitada y lo que antes eran grupos disueltos de fieles, ahora son colectivos organizados, que actúan de la misma manera y se deben a ideales que les son inculcados".
Cualquiera diría que este español de bien está criticando a la Conferencia Episcopal y sus (nunca nuevas) aspiraciones: "inculcar" su visión de la realidad (y moralidad) española y mundial -a pesar de la libertad religiosa de España promulgada en la Constitución, el patente anacronismo de la cúpula de la Iglesia para con las auténticas preocupaciones de la sociedad moderna, y el furibundo ataque a cuantas posturas e ideologías no comulguen con la suya, única y absoluta verdad-, y su otra aspiración: la de convertirse en una fuerza política con la que derrotar a la centro-izquierda y controlar a la derecha (y centro-derecha), cual anillo único del poder en el universo tolkiano.

Pero procuraremos ser menos rebuscados y admitiremos que se está refiriendo a los musulmanes de mi pueblo... A este respecto, sólo le ha faltado decir que están conculcando nuestros derechos básicos y elementales al aspirar ellos -los nuevos, los no llamados al "reparto del pastel" de los derechos, las libertades y las oportunidades del primer mundo-, a poner en práctica los derechos (también los deberes) que han adquirido como ciudadanos (quieran ser españoles o no) en un país cuya Constitución aboga por la libertad religiosa y el derecho de asociación, a la par que exige el cumplimiento de las normas y leyes vigentes en el Estado. Tal vez, no sé, este español de bien sólo se siente un ciudadano completo los domingos, al salir de misa, y eso lo respeto; pero tal vez, no sé, este español de bien no llega a entender que a los musulmanes les suceda con su religión lo mismo que a él con la suya, sólo que cambian la iglesia por una mezquita y no sólo acuden la mañana del domingo; ni se limitan a oír a su "imán", sino que hablan y debaten; y tampoco se dedican sólo a reflexionar sobre las escrituras, sino que analizan la posición y las particularidades de su comunidad en la sociedad. ¿Acaso es esto digno de persecución? Es más, ¿acaso no sería esto algo positivo, digno de implementarlo en todas las comunidades religiosas de nuestro pueblo, región o estado? ¿No sería bueno que cada comunidad analizase en qué puede ayudar a los suyos, cómo puede hacerlo y qué le puede aportar a la sociedad (y viceversa)? Claro que sería bueno, y más en período de crisis.

Llamémoslo entonces envidia, cinismo y desconocimiento. O miedo. Llamémoslo así; porque la alternativa es llamarlo "gilipollez e hipocresía", y ya sabéis que no me gusta regalar epítetos a quien no da más de sí, sea miembro o miembra, y tenga la edad que tenga.


La tercera-. No acaba aquí la xenofobia, no, entramos ahora en el campo de lo conspiranoico, campo abonado por las teorías de ciertos políticos y sus medios de comunicación. Y así, en un par de líneas señaladas en rojo, hacemos un salto en el continuo espacio-tiempo y nos retrotraemos a épocas de gestas bochornosas, "epic fails" y "aznaradas" varias, como la siguiente: "no quiero decir que se esté planeando ningún atentado (que por que no? pudiera ser) (...) estamos consintiendo que esta gente se organice, se crezca y se plantee por supuesto metas mayores". Sin duda alguna, esta frase quedará guardada en el cajón del "y no están en montañas lejanas ni desiertos remotos los culpables del 11-M".

Lo que no entiendo de este "comentario" es que la persona que lo haya escrito esté tan encima de la sospecha acerca de la existencia de células yihadistas en su (nuestro) propio pueblo y aún no haya llamado a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. O mejor aún, que se lo diga a quien se encargue de estas cosas en el Ayuntamiento, el concejal o concejala de Interior, supongo... ¡Hombre de Dios!! ¡Si esto es justo lo que necesita Lorquí: ver que la Policía Local atrapa a "los malos", les pide "los papeles, venga, los papeles" y los registra en un esquina "a la vista del público morboso", para que el pueblo vea qué buenos somos en este Ayuntamiento y qué en serio nos tomamos la seguridad de las gentes de bien!
Válgame Dios, la de sandeces que hay que aguantar.


Por cierto, sin ánimo de ofender a ningún policía local que aterrice en esta página: yo estoy con vosotros, hacéis bien vuestro trabajo; pero hay cosas que no debierais transigir por parte de los políticos de Lorquí (que si súbeme en coche, que si llama a ver de quién es ese coche antes de denunciarlo, que a lo mejor es de los nuestros y demás caprichos de las corporaciones municipales (y sus asesores) de turno, todas y cada una de ellas. Vuestro sueldo no depende de ellos, por tanto, que tampoco lo haga vuestra dignidad. El día en que se aprecie la necesaria e imprescindible separación de poderes que establecen nuestras leyes, nuestro pueblo os adorará y os saludará felicitándoos por vuestro trabajo.

Hasta entonces... puede pasar de todo; sobre todo si seguís empeñados en llevaros mal con los jóvenes y en sancionar y mirar para otro lado, en lugar de colaborar para llegar a un acuerdo entre todos, entre todo el pueblo. Y que conste que no es por vuestra culpa, sino (sobre todo) por la de quienes, desde el ayuntamiento y/o venidos desde otras comisarías -proclamados como consejeros o asesores salvapatrias-, creen poder mandaros. Y sí, los "jóvenes deslenguados que hemos perdido la poca educación que quedaba en Essspaña" también tenemos la culpa. Pero también hay vecinas (y no señalo) que llaman a la Policía a las 3 de la mañana para decir que los jóvenes están montando un escándalo en la calle, a la salida de una cafetería... a pesar de que los únicos que en ese momento están en la calle son una pareja de policías (por cuyo walkee suena esta queja, con el añadido de "¿necesitáis refuerzos?") y dos ciudadanos honrados, hablando todos cordialmente. Como hacen las personas normales.

Una pena. Para todos. Un fracaso de la (presumible) inteligencia de la sociedad, de todas las generaciones... Sin excepción.

--------
PS: Aclaro que yo no estaba en esa cafetería la noche de autos, Señoría. El acusado se encontraba luchando (aguantando, más bien) contra una migraña "de las gordas", de las que se ríen del Nolotil, y tratando de no vomitar después de 6 horas de academia, 5 horas de examen y 2 horas en el hospital, coche p'arriba y coche p'abajo, con un sólo sandwich para aguantar todo el día. Aún así, Feliz Halloween hayáis pasado, y Feliz Santo a tod@s los que sigáis vivos y lo celebréis en este día.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece ridículo decir esto, conste: soy por desgracia migrañosa hereditaria y sé lo jodido que es.
Primero:vigila qué comes y qué bebes, previo a la migraña( quesos curados, algún tipo de alcohol, naranjas, chocolate,... son muy propicios a provocarlas).
Segundo: El HEMICRANEAL de dos en dos va de cine.Si eres hipertenso la hemos jodido, entonces , un gramo de PARACETAMOL junto a un VALIUM 5 y a tomar por culo la migraña.Espero que te sirva. Ah, y como preventivo, el FLURPAX.
Respecto a tu post.. lo dejo pa otro día, que acabo de salir de una ( migraña) y aún tengo espeso el coco..Salu2!!.

J.A.C. dijo...

Pues de ridículo nada, seguro que a algún lector que pase por aquí le sirve de mucho. La migraña no es nueva ni endémica, somos much@s los afectad@s.

En cuanto a la dieta, llevas razón. De todas formas, suele coincidir que se sucedan un par de días de mucho viento y que me venga la migraña... la putada es que me encanta el viento, sobre todo si puedo acercarme a la costa y disfrutar del espectáculo del mar luchando contra la costa, a ver si le roba un metro de esa tierra que los Hombres le han robado artificialmente.

En cuanto a las 'pastis', soy muy reacio a tomar medicación (en casa de herrero...) pero siempre llevo un sobre de ibuprofeno para atajar la crisis en cuanto comienza. Ahora bien, cuando no logro controlarla tengo que asumir que 'ya he echado el día': reposo horizontal en un sitio sin ruido (y si puede ser a oscuras, mejor). A veces con dos horas, otras veces toda la tarde, y en ocasiones sólo hay que dormir un ratico (con un nolotil o dos entre pecho y espalda) para despejarse.

En cuanto al Flurpax: no cumplo criterios clínicos para tratamiento profiláctico porque mis crisis suceden cuando les viene en gana pero, por suerte, no suelen ser tan frecuentes como para necesitar tratamiento profiláctico (además, como ya he dicho, no me gusta estar medicado).

Saludos!