29 de abril de 2012

Objeción de conciencia frente al Real Decreto que niega la asistencia sanitaria a "sin papeles".


RED CIUDADANA POR LA SALUD (ReCIPS) SOLICITA LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS Y LA RESISTENCIA ACTIVA DE LOS CIUDADANOS A LA APLICACIÓN EFECTIVA DEL REAL DECRETO DE LEY 12/2012 QUE NIEGA UNA ATENCIÓN SANITARIA DIGNA AL COLECTIVO DE INMIGRANTES NO REGULARIZADOS POR LAS SIGUIENTES OCHO RAZONES:

  1. Porque ES INMORAL NEGAR UN DERECHO BÁSICO y generar una sociedad con dos categorías de personas: los que merecen un trato humano y los que no;
  2. Porque ES CRUEL DISCRIMINAR MÁS AL YA DISCRIMINADO por la pobreza, el paro, el abuso de la contratación ilegal o el fracaso escolar;
  3. Porque ES INJUSTO OLVIDAR SU IMPORTANTE CONTRIBUCIÓN a la generación de riqueza nacional y regional durante los años de crecimiento económico mediante, por ejemplo, sus cotizaciones a la seguridad social, el pago de impuestos como el IVA, la aceptación de los salarios más bajos o su utilización como trabajadores ilegales. Nos han dado más de lo que han recibido;
  4. Porque ES UNA ESTRATEGIA PERVERSA DEGRADAR LAS CONDICIONES DE VIDA PARA “RENDIR AL ENEMIGO” Y QUE DECIDA MARCHARSE. ¿Qué será lo siguiente: negar la educación a sus hijos, prohibirles la entrada en los transportes públicos, que no puedan comprar comida? Si existe un problema administrativo sobre su residencia en España soluciónese mediante los procedimientos administrativos que correspondan pero no mediante una extorsión ilícita como es negarles una atención sanitaria digna;
  5. Porque IMPONE LA INDIGNIDAD POR DECRETO AL COLECTIVO PROFESIONAL cuyo principio ético básico es ayudar al que lo necesita sin discriminaciones. El Decreto convierte a los profesionales sanitarios en colaboracionistas de una ley que atenta contra los derechos humanos;
  6. Porque ALIMENTA UN DISCURSO XENÓFOBO que busca víctimas propiciatorias sobre las que descargar las frustración e impotencia que todos sentimos por la consecuencias que la crisis está teniendo sobre nuestras vida;
  7. Porque ES UNA MEDIDA EN TÉRMINOS ECONÓMICOS POCO EFECTIVA EN EL CORTO PLAZO Y POTENCIALMENTE MÁS COSTOSA EN EL MEDIO PLAZO.  El colectivo inmigrante gasta seis veces menos que un ciudadano nacional en medicamentos y tiene tasas de frecuentación inferiores tanto en los servicios de urgencias como de atención primaria. Además la falta de control de enfermedades crónicas como la hipertensión o la diabetes supondrá a la larga complicaciones graves que requerirán ingresos hospitalarios y visitas a  urgencias que son más costosas que la atención primaria;
  8. Porque ES UNA MEDIDA POTENCIALMENTE PELIGROSA EN TÉRMINOS DE SALUD PÚBLICA ya que supone que un colectivo muy numeroso y además más frágil por vivir en condiciones de más pobreza  pueda desarrollar enfermedades que finalmente se extiendan al resto de la población.

Desde la ReCIPS os invitamos a tod@s el 2 de mayo, a las 19.00h, al acto en defensa de la sanidad pública.