14 de marzo de 2012

Sombrero palaciego de tres copas

--Argumenta que no se eliminan puestos de trabajo, pese a reconocer que se contratarán 600 sustituciones menos, y que no mermará la calidad asistencial. “No debe entenderse como un retroceso en la calidad de nuestro sistema sanitario, sino todo lo contrario, como un elemento para mejorar la eficiencia del mismo”. Palacios defendió que “es la fórmula más responsable, más solidaria y más respetuosa con los derechos de nuestros profesionales sanitarios para seguir ofreciendo a todos los murcianos la mejor Sanidad pública (...)".
Esto lo ha dicho Mª Ángeles Palacios, NuestraConsejeraDelRamo. La misma que hace dos días dijo (La Verdad, digital, 13/02/12) que aún se podía recortar un poco más -unos 200 milloncejos de nada- en sanidad porque, entre otras cosas, "a lo mejor sobraban" Médicos de Familia. Total, si al parecer la población ha descendido respecto a hace 8 años, ¿cómo no vamos a necesitar menos médicos? Pura congruencia lo del PP murciano, si no fuera por: uno, por tanto reclamar una deuda histórica por un aumento de población supuestamente no reconocido presupuestariamente por el Gobierno de España en los últimos 8 años (los del ladrillazo); dos, porque a pesar de haber acordado un cupo máximo de 1.500 tarjetas sanitarias para los Médicos de Familia, aún estamos por encima de las 1.700, otro dato más que constatable de que la Atención Primaria está infradotada. E infravalorada, a tenor de lo que viene ocurriendo tras la fusión de las gerencias "hospital-AP", perdiendo aún más peso la Primaria cese tras cese, concesión tras concesión y haciendo aún más asimétrica la relación institucional y presupuestaria (el 60% del presupuesto del SMS corresponde a Hospitalaria, a Primaria sólo el 14%). Obviando, además, que el ahorro que se ha producido hasta ahora en Farmacia ha sido gracias al trabajo en exclusiva de los médicos de Atención Primaria con un aporte casi nulo del ámbito hospitalario.

Bueno, pues hoy dice NuestraConsejeraDelRamo que "No se puede cerrar la puerta de los hospitales a los alumnos de la UCAM", que no pasa y que decir lo contrario es malmeter entre la pública y la privada. 
¿De verdad vamos a permitir que, tal y como está el panorama en la pública, los alumnos de Medicina de la UCAM vayan a hacer prácticas a los ya hiperpoblados hospitales públicos de Murcia?
La frase no es mía sino de Miguel, compañero de guardias y co-autor del blog ParadigMedical. Y le contesta la Consejera que todos los centros sanitarios "tienen que estar a disposición de las universidades de enseñanzas tanto públicas como privadas para facilitar el curriculum que los alumnos tienen que hacer". Y que esto no es nuevo, que "Llevamos muchos años compartiendo los alumnos de la Universidad de Murcia y de la UCAM prácticas de enfermería y fisioterapia en hospitales de la Región y no ha habido ningún problema"

Obviamente, todo sería verdad si no fuese todo mentira. Preguntad a los estudiantes de Enfermería y a los DUEs de la segunda mitad de la década pasada si tuvieron problemas con su formación práctica en hospitales. Preguntad a los estudiantes de Medicina de la Facultad de la UM (la pública) qué ratio camas/estudiante y médico/estudiante tienen, cuántos estudiantes caben al fondo (punto ciego) de un quirófano o en una consulta con mesa, camilla y sillas para los pacientes, el médico y el residente (y a veces un auxiliar). Os sorprenderá.

Pero no ha nacido murciano de bien que pueda rebatir los argumentos elaborados por los expertos en marketing y sociología de nuestro Gobierno Regional.  En esa línea, dice NuestraConsejeraDelRamo que lo del rector de la pública son ganas de joder, que "no se puede cerrar las puerta de nuestros hospitales, porque son públicos y como tal, cualquier persona tiene derecho a ir a ellos y a beneficiarse de lo que allí podamos enseñar". Claro que sí, Mª Ángeles, faltaría más. 

Consejera, tú que eres la que gestiona el parné de los murcianos en materia de sanidad, te voy a parafrasear a Miguel a ver si lo entiendes:  
Tal y como está la sanidad pública, si 40 pacientes deciden ir todos los años a un traumatólogo privado que les cobra a 2000 euros la consulta, les pide una resonancia y en lugar de realizársela él pretende que se la hagamos en el hospital público, ¿de verdad vamos a permitirlo, aunque sea el hospital de todos?

Pues lo mismo pero con estudiantes.

----

PS: Sinceramente, me dan pena los hospitales públicos docentes pero más pena me dan unos estudiantes que están haciendo prácticas en condiciones indecentes, yendo de un lado para otro porque "no caben" y tocando (con suerte) a 1 médico (casi siempre un médico residente que no tendrá reconocimiento curricular/académico ninguno por su labor docente) por cada 2 estudiantes. Aunque los acogemos con gusto: saben que a nosotros también nos hace ilusión tener a nuestro lado a alguien con ganas de aprender y con las mismas dudas y temores que tuvimos nosotros no hace mucho, porque también fuimos los que "no caben"  ;)

Aquí los únicos que pierden son los estudiantes. Todos los estudiantes.